CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

jueves, 17 de octubre de 2013

CARLOS HAYA Y CLÍNICO DERIVAN A LA PRIVADA POR NO PODER ATENDER A LOS PACIENTES. ¿ABRIRÁN EL CHARE DEL GUADALHORCE ?.-

FUENTE. DIARIO SUR

Los hospitales Carlos Haya y Clínico Universitario han visto cómo su listas de espera quirúrgica se ha disparado en los últimos meses. Los recortes aplicados en sanidad hacen estragos y son la principal causa del aumento de las demoras de los pacientes para pasar por un quirófano. Con la finalidad de aliviar los retrasos y dar respuesta a enfermos que aguardan desde hace tiempo ser intervenidos, la gerente de los dos grande centros hospitalarios públicos de la capital, Carmen Cortes, ha firmado un concierto de colaboración con cuatro hospitales privados malagueños para que lleven a cabo cerca de 300 operaciones durante los próximos doce meses. La sanidad pública recurre a otro concierto con los centros hospitalarios privados al no dar abasto Carlos Haya y el Clínico ante la fuerte demanda quirúrgica que soportan en sus quirófanos.

El concierto se ha firmado con el Centro Hospitalario Integral Privado (CHIP), que asume el 70 por ciento del total de las intervenciones, el Hospital El Ángel, la Clínica Parque San Antonio y la Clínica Nuestra Señora del Pilar. El importe total que abonará el SAS por ese servicio asciende a 480.285 euros. En caso de que este acuerdo se prorrogase, esa cantidad podría elevarse a 1.166.725 euros.

En la resolución de la gerencia de Carlos Haya y el Clínico, como órgano de contratación de la Plataforma Logística Sanitaria de Málaga, por la que se adjudica el concierto, se argumenta que esta medida se toma «al haberse detectado la necesidad de contratar la gestión del servicio de tratamiento quirúrgico» a pacientes atendidos por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en los hospitales Clínico y Carlos Haya. Así pues, se iniciaron los trámites para llegar a un acuerdo de colaboración con las cuatro centros hospitalarios privados citados anteriormente.

De las cinco ofertas presentadas, la mesa de contratación de la Plataforma Logística Sanitaria de Málaga desechó una y aceptó las otras cuatro. Las patologías que se operarán serán siete: atroscopia de hombro, artrodesis vertebral, prótesis de cadera, prótesis de rodilla, ligamentoplastia de rodilla, tirodectomía (intervención de tiroides) y colecistectomía (operación de vesícula).

El 70 por ciento de las cerca de 300 intervenciones de esas siete patologías se llevarán a cabo en los quirófanos del CHIP. El Parque San Antonio hará el 30 por ciento de las artroscopias de hombro (11), tirodectomías (22) y colecistectomías (13); El Ángel realizará el 30 por ciento de las de artrodesis vertebrales (15), prótesis de cadera (8) y prótesis de rodilla (13), y la Clínica Nuestra Señora del Pilar hará el 30 por ciento de las ligamentoplastias de rodilla (3).

El CHIP se encargará de 28 artroscopias de hombro, 37 artrodesis vertebrales, 19 prótesis de cadera, 30 prótesis de rodilla, 9 ligamentoplastias de rodilla, 44 tirodectomías y 32 colecistectomías. Aunque los hospitales tienen hasta un año para sacar adelante esas operaciones, su intención es hacerlas en mucho menos tiempo para dar una respuesta ágil a los pacientes que Carlos Haya y el Clínico les envíen para reducir su lista de espera.

El SAS pagará 242 intervenciones quirúrgicas, el resto hasta llegar a las 294 que se harán no tendrán coste para las arcas de la sanidad pública, ya que correrán a cuenta de los centros privados, que aceptaron ese sistema para hacer más atractivas sus ofertas y acceder con más garantías al concierto.

Este acuerdo se suma a otros anteriores que la sanidad pública ya tenía firmados con centros hospitalarios privados malagueños. Este sistema, por el que se derivan pacientes de Carlos Haya y el Clínico Universitario a clínicas, tiene como finalidad reducir la lista de espera quirúrgica y evitar que las demoras superen los plazos máximos fijados por dos decretos de la Junta de Andalucía, por los que ningún paciente aguardará más de 120 días para una serie de procesos y 180 para otros.

La rémora de los recortes

Los recortes aplicados en la sanidad pública repercuten directamente en la asistencia. Los profesionales se ven contra las cuerdas en muchas ocasiones y, por ende, no dan abasto para dar respuesta al trabajo sin que se resienta la atención. La Consejería de Salud, con el objetivo de mitigar el aumento de la lista de espera quirúrgica, ha optado por la firma de este concierto con las cuatro clínicas citadas. Asimismo, ha puesto en marcha un plan de choque para incrementar la actividad quirúrgica de Carlos Haya y el Clínico.

La consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, en una visita realizada a Málaga la semana pasada, anunció la contratación de 19 médicos, 32 profesionales de enfermería de quirófanos y cuatro celadores como refuerzo para el desarrollo de ese plan de choque hasta final de año. Las 55 contrataciones supondrán un aumento del 20 por ciento de las intervenciones quirúrgicas según dijo Sánchez Rubio. El año pasado, en Carlos Haya y en el Clínico Universitario se hicieron un total de 59.344 operaciones, de las que 8.620 fueron urgentes y 50.724, programadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.