CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

domingo, 12 de enero de 2014

34.000€ MENOS DEL ESTADO PARA CÁRTAMA.-

FUENTE. OPINIÓN DE MÁLAGA

El Estado recorta en 21 millones los fondos para los ayuntamientos y la Diputación

Los municipios malagueños y la Diputación Provincial tendrán menos dinero disponible en sus presupuestos de 2014. El Gobierno ha previsto reducir de forma notable sus transferencias a las entidades locales, rebajando en casi 21 millones de euros el dinero que ingresarán los ayuntamientos de la provincia y la Diputación. Esta cifra supone el 3,5% de los 613,89 millones de euros que el Ministerio de Hacienda consignó para financiar a la administración local de la provincia en 2013.

Esta caída se debe a que el Gobierno ha hecho una previsión a la baja de los ingresos esperados por la recaudación impuestos (directos e indirectos), de donde recibe el dinero que luego se transfiere a los ayuntamientos para financiar servicios municipales e inversiones.

Las cifras del Ministerio de Hacienda hablan por sí mismas y todos los ayuntamiento malagueños, excepto siete, verán reducidas sus disponibilidades económicas en 2014 en mayor o menor porcentaje. La consecuencia más directa es que los presupuestos municipales se tendrán que ajustar para hacer frente a las caída de las transferencias y con la esperanza de que la recaudación final sea mayor de la esperada. Eso permitirá que la liquidación final del Gobierno permita compensar el descenso en los ingresos el año próximo, la diferencia respecto a la previsión inicial tras liquidar las cuentas a final del ejercicio.

La rebaja no es homogénea en todos los municipios, donde los descensos en la financiación oscilan entre el 0,4% de Gaucín y la caída del 23% de Atajate, que puede que en números absolutos apenas represente casi 6.500 euros, pero es el 1,2% del presupuesto total de este municipio, que ronda el medio millón de euros, y que en 2012 recibió 31.470 euros de transferencias del Estado.

El caso de Málaga capital es diferente, ya que al ser el municipio con más población, recibe la mayor cantidad de dinero en transferencias del Estado. En concreto, para 2014 prevé ingresar 220,5 millones de euros, una cifra que es sensiblemente inferior a la contemplada para 2013 y a la espera de que la liquidación del año pasado dé la cifra definitiva. El descenso es del 3,7%, aunque en cifras absolutas significa dejar de ingresar 8,5 millones de euros. Esta caída se suma a la ya experimentada en 2012, de menor intensidad, pero que acumulada a la previsión de este año significa la pérdida de 10 millones de euros de la financiación municipal, en un momento en que cada euro cuenta para cuadrar las cuentas.

Leve mejora

Siete municipios pueden vanagloriarse de estar entre los pocos que verán incrementadas las transferencias del Estado en 2014. Aunque sea de forma testimonial, como en el caso de Coín, donde se ingresarán 3.751 euros más, un 0,08% del total y que significa la estabilización de la cantidad.

El más beneficiado, al menos en proporción a la cantidad recibida en 2013, es Arenas, que ingresará un 7,3% más que el año pasado, seguido de Benahavís, con un 4,3% más; y Benalmádena, con un 1,4% más. Los otros cuatro municipios con un saldo positivo, incluido Coín, no alcanzan el 1% de incremento.

La Diputación Provincial de Málaga también se verá perjudicada por un notable descenso en sus ingresos provenientes del Estado, con una caída que rondará el 3,7% y la pérdida de 6,3 millones de euros de los 176,9 millones que recibió el año pasado.

Estas transferencias del Estado son la participación de los municipios de los impuestos del Estado, tanto del IRPF como de las tasas que se aplican a productos como el IVA y los impuestos especiales a bebidas alcohólicas, gasolina y tabaco, entre otros. El reparto se realiza en función de la población de cada municipio, aunque las mayores localidades reciben un porcentaje mayor.

El cálculo de la cantidad que se ingresa a los municipios las realiza el Ministerio de Hacienda en función de las previsiones de recaudación que realiza para cada año, aunque después se liquida según el cumplimiento de estas cifras. Esto puede dar lugar a que sean los municipios quienes tengan que devolver dinero al Estado, como ocurrió en los ejercicios de 2009 y 2010, cuando el Gobierno de Zapatero hizo unas previsiones muy optimistas de ingresos por impuestos que no se cumplieron y transfirió más dinero del disponible a los municipios. De hecho, los municipios malagueños debían 119 millones de euros al Estado por el mal cálculo de las transferencias y cuya devolución se hará en un plan de 10 años.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.