CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

jueves, 15 de agosto de 2013

ESCÁNDALO EN LA BOLSA DE EMPLEO MUNICIPAL DE CÁRTAMA.-

FUENTE. EL AGUIJÓN DEL GUADALHORCE
AUTOR. ANTONIO FUENTES

ESCÁNDALO EN LA BOLSA DE EMPLEO MUNICIPAL DE CÁRTAMA



Como en cualquier Consistorio de España, suponemos que nada de lo que pase en el Ayuntamiento de Cártama, se hace sin el conocimiento, consentimiento o la aprobación del alcalde. Es Jorge Gallardo, pues, el máximo responsable último de todas las decisiones y actuaciones que puedan emanar de dicho organismo público.

En su momento, fue Jorge Gallardo, como Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Cártama, quien designó a los componentes de la Comisión de Valoración de la Bolsa de Trabajo. Fue Jorge Gallardo quien ha ido desestimando todas las alegaciones realizadas por decenas de vecinos, que en su desesperación por encontrar un trabajo, no atinaron a la primera con todos los trámites burocráticos exigidos para poder entrar en la citada Bolsa de Trabajo. Fue Jorge Gallardo quien no ha tenido la más mínima compasión, dejándolos fuera, haciendo cumplir a rajatabla las condiciones que ellos mismos establecieron para esa tan famosa y esperada -después de casi 10 años de gobernar el municipio- “justa, equitativa y rotativa” Bolsa de Empleo.

Ha sido él, Jorge Gallardo, el mismo que durante el “discurso” de investidura en su singular toma de posesión de Alcalde (no electo, sino puesto a dedo por Garrido), manifestó: Esperoser el alcalde que cada uno de vosotros lleváis dentro, intentaré entender y comprender cada una de vuestras demandas, intentaré solucionar y gestionar cada uno de vuestros problemas. Pero recordad siempre que, ante todo, seré amigo de quien me quiera y vecino de mis vecinos”. Al final se ha demostrado que sus palabras estaban vacías de contenido y nada más lejos de la realidad: Ni ha entendido, ni comprendido -y mucho menos solucionado- los problemas de sus vecinos; más bien, al contrario, ha ido dando carpetazo a cada una de las alegaciones, olvidando e "importándole un comino", que se tratara de vecinos que necesitan acuciantemente un empleo.

Por no hablar de los criterios impuestos para baremar las solicitudes, valorando por encima de todo, con un punto por mes, la experiencia laboral en el propio Ayuntamiento de Cártama, y como contrapunto, el haber estado empleado en empresas privadas sólo ha sido valorado con 0’2 puntos por mes trabajado.

Es decir, que si durante todos los años anteriores (dos legislaturas y un año de la presente, o sea 9 años) no ha habido Bolsa de Trabajo, y durante este tiempo se ha contratado de forma subjetiva, han sido estos mismos afortunados, quienes han obtenido más puntos en la baremación, en relación a su experiencia laboral, y por consiguiente, mejor posición en la Bolsa de Empleo.

¿De cuántos puntos se ha beneficiado, siguiendo este oportunista criterio, el susodicho primo del Primer Teniente de Alcalde, Miguel Espinosa, al haber sido contratado cuatro veces con anterioridad a la existencia de la Bolsa de Trabajo, y sin tener cargas familiares?

Y si aún no fuera suficiente la gran gestión y sensibilidad “socialista” en la elaboración de esta tan prometida y “esperada” Bolsa de Trabajo, realizada por este Alcalde-Presidente,prima para puestos que no son necesarias ni cualificación ni experiencia laboral alguna –como son los puestos de CONSERJE/NOTIFICADOR y LIMPIADORES/AS-, la formación y experiencia en el mismo puesto o similarrelegando cualquier situación de exclusión social o necesidades prioritarias, a un mero criterio de desempate.

En la actual coyuntura socioeconómica, son cientos de cartameños los que necesitan un puesto de trabajo, y si no han tenido la suerte de trabajar antes, o poder formarse más cualificadamente, no tienen prioridad para optar a los codiciados puestos municipales. Da igual que lleven años sin trabajar, que nadie de la unidad familiar tenga empleo, que tengan hijos u otros miembros a su cargolo realmente importante para los gobernantes socialistas cartameños es que haya trabajado antes en el ayuntamiento.Es por este motivo por el que decenas de vecinos y vecinas se han quedado con una baremación de 0 puntos para optar a estos puestos de limpieza y conserjería, por muy extrema que sea su necesidad.

¿Si Jorge Gallardo no tuviera la suerte de ser el Alcalde de Cártama, y necesitara un puesto de trabajo municipal, cumpliría con los criterios que él mismo ha impuesto a otros, para optar a limpiador o a conserje?

Es más, ¿cuáles son los criterios exigibles, tanto académicos como de experiencia laboral, para optar al puesto de alcalde?

En definitiva, no caigamos en el error de considerar a Miguel Espinosa máximo responsable de que por quinta vez se contrate a su primo. Su pecado consistiría en haber conseguido de la “ancha manga” de su compañero Alcalde, Jorge Gallardo, que se haya contratado nuevamente a su familiar. Porque, el tal primo, incluido en la Bolsa de Trabajo, con 46’8 puntos y en el puesto 28, ha tenido la “suerte” –al parecer según ha manifestado Miguel Espinosa- que los 27 cartameños que le anteceden en la lista, supuestamente, han renunciado al puesto de Conserje en el Pabellón Deportivo Municipal de Cártama. ¿Podría ser esto posible?

También nos asalta una duda:

¿Es conocedor-connivente de todo este escandaloso e injusto “affaire” el autodenominado en campañas electorales “látigo  de conciencias y anticorrupciones”, don José Escalona, concejal por la CPV (en la práctica sólo CPIC) y apoyo vital de este gobierno socialista cartameño?

¿O, por el contrario, anda estratégicamente camuflado y escondido tras una montaña de papeles en su Concejalía de Hacienda?

Creemos que los cartameños deben conocer su posición en este gravísimo asunto que pone de relive un eloevado déficit de ética política.

**********

EL PRIMO DE ESPINOSA " SE CUELA" EN LA BOLSA DE EMPLEO

por Ismael Acevuche




Desde el Ayuntamiento alegan que ha entrado por el procedimiento correcto de la Bolsa de Empleo, pero este caso demuestra que todo es una pantomima para enchufar a sus familiares y amiguetes.

Y es cierto que el primo de Miguel Espinosa ha pasado por la Bolsa de Empleo, pero la baremación que se ha utilizado para ponerlo el número 28 entre 250 cartameños inscritos para el puesto de conserje no ha sido ni justa, ni decente, porque una persona que no tiene cargas familiares no puede estar por delante de quien tiene que darle de comer a sus hijos. Y si esto es justicia, que venga Dios y lo vea.

Además, es muy sospechoso que, siendo el número 28, haya entrado a trabajar en el Ayuntamiento, porque para ello ha habido 27 parados cartameños que han tenido que renunciar al puesto de conserje. Y ¿de verdad es creíble que, con la situación que se está viviendo en Cártama, haya 27 personas que renuncien a un puesto de conserje en el Ayuntamiento? Yo, sinceramente no me lo creo.

Pero no es que lo diga yo, porque me plazca, es que consta en el Decreto 232/2013 de la Intervención de laTesorería municipal cartameña, en el que existe un reparo por parte del Interventor del Ayuntamiento en el que afirma literalmente lo siguiente: “al examinar la situación de la plantilla del Ayuntamiento, las contrataciones y nombramientos del personal del Ayuntamiento de Cártama así como su vida laboral pone de manifiesto la existencia de múltiples irregularidades en la selección del personal municipal y de la normativa laboral”.

El mismísimo Interventor municipal ya lo ha advertido, pero este gobierno socialista, apoyado por Escalona, no se cansa de contentar a sus estómagos agradecidos, para así continuar con su particular “dictadura cortijera”, en la que -al más puro estilo Griñán- ignoran las advertencias del Interventor, y lo más estremecedor es que presumen de tener una bolsa de trabajo justa, cuando en la bolsa “se cuela” por quinta vez el primo del teniente de alcalde, a pesar de que el interventor les advierte de irregularidades en la contratación.

Cártama tiene una situación de desempleo insostenible y necesita una bolsa de trabajo que dé prioridad a aquellos cartameños con necesidades, y que no sean excluidos de la bolsa de empleo en el Ayuntamiento, porque el actual gobierno cartameño PSOE prefiera “enchufar” a sus amiguetes. Somos el Ayuntamiento con más cargos de confianza de la comarca, que son nombrados a dedo, y tenemos una bolsa de trabajo injusta que valora más los intereses partidistas que los de los ciudadanos que tienen necesidad de dar de comer a sus hijos.

                                                                            Ismael Acebuche


*****


FUENTE. EL AGUIJÓN DEL GUADALHORCE

AUTOR ISMAEL ACEBUCHE


El PSOE de Cártama ha convertido, en 10 años, a este municipio de Málaga en el que tiene más enchufados de toda la comarca. Es el municipio con más habitantes que conserva el PSOE en Málaga.

Si cada día nos sorprende más el caso de los ERE, en el que  entre unos cuantos amiguetes del PSOE y los sindicatos se han repartido alegremente miles de millones de euros que debían ser destinados a los parados andaluces. Muy cerca de nosotros, en Cártama el amiguismo, y el espíritu del cortijismo político, sigue vivo también en el ayuntamiento porque, además de ser uno de los municipios más endeudados de la comarca, el poco dinero que hay en el ayuntamiento se lo reparten en sueldos para sus amiguetes y sus cargos de confianza.

Y si les parece poco, hace unos días, la página Cártama imparable después de 10 años de socialismo ha destapado uno de los enchufes que más llama la atención, ni más ni menos que el primo de Miguel Espinosa, primer teniente de alcalde, el cual ha sido contratado por quinta vez para el pabellón deportivo, y no es solo eso, sino que además este primo, resulta no tener cargas familiares ni necesidades especiales. Y me pregunto yo: ¿qué pasa con los cartameños que no tienen para darle de comer a sus hijos? ¿Qué pasa con los cartameños que no pueden pagar su vivienda y son desahuciados?

La respuesta desde el Ayuntamiento de Cártama ha sido la subida de tasas y subida de la contribución. Y a cambio de todas estas subidas, nos rebajan los servicios. Todo ello para que estos dictadores cortijeros que gobiernan nuestro pueblo puedan enchufar a sus primos y amiguetes, y puedan mantener el régimen, que les da de comer a mayor número de cargos de confianza de toda la comarca.

Lo más gracioso de todo es que tenemos en Cártama una bolsa de empleo, según ellos. Porque en ningún momento esa bolsa de empleo ha sido ni es justa, ya que se ve claramente con este enchufado por quinta vez, que algo falla, y es que la bolsa de empleo tiene que pasar por Escalona y Gallardo antes de hacer las contrataciones, así es como cientos de cartameños son excluidos de la bolsa sin saber el por qué y teniendo incluso a todos los miembros de su familia en el paro.

En el pasado mes de julio, el número de parados en Cártama fue de 3.355, y digo yo, ¿estas criaturas no merecen un respeto? ¿estas personas no merecen tener la oportunidad de tener un contrato de trabajo que les permita por unos meses salir de la agónica situación de desempleo?

Cártama necesita urgentemente una bolsa de empleo justa y equitativa, en la que cualquier vecino pueda acceder por orden de necesidad. Y esta bolsa no es una utopía, no hay que irse muy lejos, para ver que en Alhaurín de la Torre tienen una bolsa de empleo que cada 6 meses renueva a los trabajadores, por orden de necesidad, y da por ese medio año una oportunidad para no estar parados a los alhaurinos.

La imagen de los políticos está muy desgastada, pero son esta clase de políticos los que hacen que los ciudadanos desconfiemos, que los ciudadanos a veces hasta generalicemos, porque esta gente cree que Cártama es su cortijo privado, que ellos pueden hacer lo que quieran impunemente porque les volveremos a votar. El PSOE de Cártama, al parecer, ya no tiene límites morales, todos tenemos amigos, primos, hermanos en el paro, pero desde el Ayuntamiento se debe de ser imparcial y justo.

Los cartameños necesitamos esa justicia, y ese respeto que nos lo faltan cada día, en un ayuntamiento en el que todo el dinero que entra es para pagar sueldos a enchufados, y en el que estamos pagando impuestos para que coman otros, en lugar de que para que nos lo devuelvan con servicios a los ciudadanos.

Ismael Acebuche

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.