CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

lunes, 12 de agosto de 2013

OTRS REFERENCIA HISTÓRICA DE CÁRTAMA TAMBIÉN DESAPARECIDA.-

FUENTE:  del blog de Francisco Baquero Luque

OTRA REFERENCIA HISTÓRICA TAMBIÉN DESAPARECIDA.



Algibes  árabes independientes,  del existente en la cima del Castillo,  a  100 metros  uno de otro  en el mismo camino de subida al Santuario de la Ermita (Fotografía propiedad de Fco. Baquero)



A principios del presente siglo, hará unos diez años, el Ayuntamiento de Cártama,
siguiendo unas pistas arqueológicas cuya naturaleza ignoro, realizó  una cata en el centro del camino de  subida a la Ermita y, otra, en un pequeño rellano existente al final del tramo entre el segundo y tercero canapé.


En la primera  en el centro de dicho trecho   afloró  un aljibe agareno que fue desenterrado, y proporcionó  notable número de testigos arqueológicos (cerámica de muy variadas épocas, monedas, restos de menajes, adornos, etc) que, una vez separadas del relleno, nadie supo el camino que tomaron, tal ocurre siempre en Cártama.


Este aljibe se volvió a enterrar. Ello era lógico porque obstruía el camino, salvo que se salvara este obstáculo con una pequeña obra, auque, de ello, doctores tiene el consistorio “muy escribíos y muy leíos”  cual uno de ellos me aseveró de si mismo mirándome a las hombreras. Un carné  es tan socorrido que hasta otorga  ciencia infusa a quien el partido lo dispensa. Las aguas que este depósito almacenaba  eran, según los prácticos,  las sobrantes del otro aljibe que estaba, y está bajo tierra, a  superior nivel. Físicamente es el  que aparece en la  fotografía de arriba  hecha por este autor.
.

El segundo depósito, también vuelto a enterrar --una vez  expoliadas por propios y extraños sus inigualables muestras arqueológicas, testigos de dilatadas etapas de nuestra historia desde los íberos-- tenía forma de  sobre 3  metros (cito de memoria) de ancho, largo y fondo.

Como se aprecia en la fotografía, tenía dos entradas de agua, marcadas con las flechas, “amén de las llovedizas”  en su tiempo”. Ambas entradas,  claramente procedentes mediante  atanores de la parte Sur, es decir, de la Sierra de Trascastillo. Una fuente cabe suponer que era la de  la mina del Lagar, llamado de Pupilo, y la otra de la célebre Fuente Miranda,  ya en la cima del cerro de las Viñas, cabe la viña de Faura. Este aljibe sí era fácil conservarlo  para recreo de nativos y visitantes como una joya más de nuestra sedente historia; pero, desgraciadamente ésta a veces dramática, pero al fin historia entrañable y dolorida, la están escribiendo indigentes intelectuales con alto grado de sectarismo fanático. Así  va España y, como no podía ser menos, Cártama, en donde toda mentira tiene su hábitat y todo estropicio histórico su asiento

En los cuarenta y cinco años que llevo de cronista independiente de la villa de Cártama (ni zocatos ni diestros consiguieron nunca apesebrarme ni hacerme amanuense de sus intereses, casi siempre espurios (y miren que lo han intentado)--  yo no he visto hacer con nuestra historia más que estropicios sectarios.

Espero no me tiren de la lengua; lo dicho es "na comparao con lo decible",  porque, por ejemplo,  peor sucedió con el agua que otrora nutría la llamada alberca de Carrión, de confección quizás anterior a los moros, que nacía por debajo del Cortijo  Barceló y, al hacer la autovía Málaga Campillos, afloró con un caudal impresionante.

 Se le pidió al Ayuntamiento que cerca de ella, cabe el antiguo camino de Almotaje (también asolado por historicidas)  hiciera una fuente garantizada el fluir constante y, alegaron que,  como la idea era de otro, no la hacían. ¡Y no lo hicieron!. Y el agua está perdida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.