CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

sábado, 14 de diciembre de 2013

CON ESTE PANORAMA. ¿ALGUIEN CREE QUE EL CHARE DEL GUADALHORCE SE ABRIRÁ?.-

FUENTE. DIARIO SUR

Espacio pequeño y obsoleto, escasez de personal y de recursos, falta de intimidad para los enfermos, material en mal estado (sillas de ruedas y camillas rotas), familiares que entran y salen sin control, resultados de los análisis de sangre que se retrasan por la avería del sistema que se utiliza para el envío de las muestras al laboratorio y, en resumen, una asistencia a los pacientes que se resiente por esas deficiencias. Así es la situación de las urgencias de Carlos Haya, según se indica en un demoledor y extenso informe elaborado por el sindicato Comisiones Obreras al que ha tenido acceso este periódico.

El secretario provincial de Sanidad de CC OO, Rafael González Delgado, afirmó que en urgencias faltan trabajadores de todas las categorías -desde médicos a celadores -, consecuencia directa de los recortes habidos en la sanidad pública. En el estudio hecho por el sindicato, analizando solamente el caso del personal de enfermería, en 2013, hay dos profesionales menos por jubilación. De esas dos plazas, sólo se ha cubierto una y con un contrato al 75 por ciento de jornada, lo que supone una disminución de 1.917 horas de trabajo real. A ello se une la no cobertura de enfermeros por vacaciones, descansos o bajas. En total, la insuficiencia de personal este año implica un descubierto de 4.452 horas menos en enfermería.

A la escasez de la plantilla se suma un importante déficit de recursos materiales. En el informe de CC OO se pone de relieve que los pacientes son los que sufren ambas carencias. El sindicato denuncia: «El derecho a la intimidad se ve vulnerado día tras día o, mejor dicho, en esta urgencia este derecho no existe». A ese respecto, se critica la inexistencia de una consulta para que el personal de enfermería clasifique a los pacientes, a pesar de que hace más de un año que la dirección prometió que se habilitaría ese espacio. Otro fallo es que médicos y enfermeros comparten una consulta para los electrocardiogramas con la sola separación de una cortina. La intimidad de los usuarios se vulnera de continuo. La falta de consultas obliga a dar los informes de alta a los enfermos en la sala de cuidados, sin que se preserve la confidencialidad necesaria, ya que se hace delante de otros pacientes y familiares.

CC OO señala que el control de acceso de familiares y visitantes al área de urgencias es nulo en una sala de 50 metros cuadrados donde se congregan unos 40 pacientes. Se ha dado el caso de diez familiares con un enfermo. Eso hace que en la sala de cuidados haya un ruido ensordecedor. Por otra parte, la ausencia de celadores provoca que los enfermeros hagan tareas que no les corresponden. En la sala de yesos, al no haber celador, médicos y enfermeros tienen que pasar a los enfermos de las sillas de rueda a las camillas y viceversa.

Demoras de las analíticas

Las habituales averías del tubo neumático que se utiliza para enviar las muestras de sangre al laboratorio traen consigo retrasos en la obtención de los resultados. Por ejemplo, la estación de envío del área de observación lleva más de un año sin repararse, por lo que hay demoras de más de 45 minutos en la llegada de los resultados de los análisis.

El espacio donde se saca la sangre a los pacientes o se les ponen inyecciones es tan reducido (apenas tres metros cuadrados) que no cabe una camilla para tumbar a los usuarios. El informe de CC OO revela que los enfermos son trasladados en sillas de ruedas rotas (sin frenos o con las ruedas estropeadas) o en camillas sin cabecero o sin barandillas (algunas no pueden usarse al estar las ruedas bloqueadas). Comisiones apostilla que esas deficiencia sólo se solucionarían con más personal y con mejores recursos materiales.

Fuentes oficiales de Carlos Haya aseguraron ayer que hay un proyecto, valorado en 30.000 euros, para acometer mejoras en las urgencias. La actuación se hará en breve, según las fuentes, aunque no dijeron la fecha exacta del comienzo. Entre las obras previstas hay una consulta de triaje -espacio donde se atiende a todos los pacientes nada más llegar a urgencias-, que proporcionará más funcionalidad e intimidad a la asistencia. El hospital indicó que «la disponibilidad de recursos va a estar en función de las necesidades asistenciales y, en la actualidad, los recursos asistenciales y humanos son adecuados». Añadió que se controla el acceso de los familiares a urgencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.