CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

lunes, 22 de abril de 2013

I CONFERENCIA DE LA PLATAFORMA CULTURAL CLAUDIA PRÓCULA "CÁRTAMA EN EL FLAMENCO".-

FUENTE: PLATAFORMA CULTURAL CLAUDIA PRÓCULA

PULSAR PARA AMPLIAR


Biografía del ponente Gonzalo Rojo.
Fuente Diario Sur


Si el flamenco ha tenido en Málaga una voz divulgadora en el último medio siglo esa ha sido la de Gonzalo Rojo, periodista y flamencólogo, que todavía sigue en activo. Durante 34 años tuvo en antena el programa 'Cante güeno', primero a nivel provincial y después, regional. Ahora, a modo de entretenimiento, lo hace en Prensa FM (107), la radio de la Asociación de la Prensa de Málaga. Y lleva 40 años colaborando con SUR con el espacio 'Oído al cante' -decano de la prensa española-, primero como página dominical y actualmente como artículo periodístico en el suplemento 'Find' de este periódico.

Gonzalo Rojo Guerrero vino al mundo en Coín en plena guerra civil. Su padre, practicante en el pueblo, era muy culto y bastante conocido. Transmitió al hijo la afición al flamenco. Gonzalo estudió en la escuela nacional y después, el bachillerato, en los clérigos de San Viator, cuya casa central estaba en Mondragón. Sin embargo, de quien guarda un magnífico recuerdo es de «don Emilio Ayala Díaz, que me preparó para Magisterio».

Se vino a Málaga a estudiar en la Escuela de Magisterio, que entonces estaba en el hoy colegio La Normal, junto a la plaza de la Constitución. Con esta carrera de tres años terminada, regresó a Coín y su primer destino como maestro fue en la escuela unitaria. «Tenía 70 alumnos, desde el 'aeiou' hasta el bachiller. Todos en la misma clase. Estaba enseñando las primeras letras a los niños y otros mayores me preguntaban por tal río o rey». Junto a Sebastián Souvirón fundaron el periódico 'Coín comarcal', y ahí descubrió Gonzalo, a sus 18 años, el gusanillo periodístico. También hacía sus pinitos en la emisora sindical y José María Tuderini, entonces director de la antigua Radio Juventud, lo reclamó para Málaga -las instalaciones estaban en la calle Alarcón Luján-. Entró en 1962 y se prejubiló en 1996 en Radio Nacional de España.

En esos 34 años ejerció el periodismo radiofónico en los servicios informativos de Radio Juventud, reconvertida después en Radioacadena Española, y finalmente en RNE. Retransmitió toros, Semana Santa y los célebres Festivales de España. «El respeto al micrófono siempre se lo he tenido», como me aconsejó Matías Prats. Le tocó vivir de cerca los acontecimientos que ocurrieron en Málaga en la segunda mitad del siglo XX: la visita de los entonces Príncipes de España, la inauguración de Intelhorce y Citesa, dos fábricas que trajeron la ilusión laboral a la ciudad, la apertura de Las Pedrizas, la llegada de ministros... «Un día nos tuvo Fraga andando siete u ocho horas con él por El Torcal. Había un teniente muy joven de la Guardia Civil y el hombre ya no podía más: cayó en redondo al suelo».



Hace ahora 42 años que contrajo matrimonio con Fuensanta Naranjo Jiménez. Son padres de cuatro hijos: Antolina Beatriz, José Miguel, Rocío e Irene Fuensanta, y abuelos de una nieta: Nadia. Su familia ha sabido sobrellevar la dedicación absoluta a la profesión y su afición al flamenco, de cuya temática ha escrito ocho libros: 'Pinceladas flamencas. Artistas malagueños', 'Juan Breva, vida y obra', 'Joaquín Vargas Soto, El Cojo de Málaga', 'Mujeres malagueñas del flamenco', 'Antonio de Canillas', 'Cantaores de la comarca de Antequera' y 'Vida de Pepe Marchena', éste de inminente aparición. Además, ha participado en la elaboración del 'Diccionario Enciclopédico Ilustrado del Flamenco', 'Historia del Flamenco' (seis tomos) y 'Dos siglos de Flamenco'.

Gonzalo Rojo es una autoridad en el flamenco. En 1969 creó los congresos de este género musical y ya van por 37 ediciones, llevando esta cultura a ciudades como La Habana, París y Nimes. Hoy día preside la Asociación de Congresos Internacionales de Arte Flamenco, la Federación Nacional de Críticos, Investigadores y Escritores de Arte Flamenco, la Fundación Nacional de Arte Flamenco y la Peña Juan Breva. Es conferenciante en universidades y peñas de todo el país, y presentador de numerosos festivales. Toda su vida la ha dedicado a difundir el flamenco. «Un día, Edgar Neville echó su cabeza sobre mi hombro y se quedó dormido en una reunión flamenca en la que estaban el conde Colombí y José María Pemán».

No obstante, no es la única música que escucha en casa. Le encanta la clásica, la regional y la hispanoamericana, pero su verdadera pasión escondida es el latín, algo menos el griego, y la cultura grecorromana. Habla y escribe correctamente el latín, en cuya lengua entrevistó al padre Peytón en una visita que efectuó a Málaga. Y de vez en cuando practica el francés con su inseparable amigo Fosforito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.