CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

jueves, 7 de noviembre de 2013

EL GOBIERNO PLANTEA REDUCIR LOS PARTIDOS JUDICIALES.-

FUENTE. DIARIO SUR

El mapa de los partidos judiciales de la provincia de Málaga sufrirá un cambio radical si finalmente el Ministerio de Justicia da luz verde al nuevo proyecto de ley de Demarcación y Planta Judicial. Este todavía borrador contempla un nuevo concepto de organización en el que la capital de la provincia se convierte en el epicentro judicial en detrimento de las once localidades que son desde 1988 cabecera de partidos judiciales. Sus juzgados se trasladarán a Málaga, donde se concentrarán en el llamado Tribunal de Instancia desde el que se dará cobertura a toda la provincia y hasta el que tendrán que desplazarse los malagueños de cualquier localidad, por alejada que esté de la capital, para asistir a un juicio o citación.

El departamento que dirige el polémico ministro Alberto Ruiz-Gallardón justifica esta drástica reforma en una manera de «optimizar» los recursos tanto materiales como personales de los que dispone la Administración de Justicia y rechaza que sea consecuencia de los recortes por la crisis económica.

La reforma elaborada por un comité de expertos del Ministerio de Justicia ha hecho oídos sordos a la propuesta de reducir a la mitad los partidos judiciales que hizo el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el año pasado. Aquella proposición, que se inspiraba en que la atención y la proximidad de la Justicia al ciudadanos no podía medirse en la distancia en kilómetros, tenía como base de que los partidos judiciales tuvieran una población superior a 100.000 habitantes y que el desplazamiento entre los núcleos de población hasta la localidad de cabecera no excediera de una hora. La propuesta del CGPJ no cayó demasiado bien Málaga, que de esta manera perdía seis partidos judiciales, entre ellos los de comarcas tan destacadas como Antequera, Ronda y Coín, lo que provocó el rechazo de sus respectivos ayuntamientos y de los colectivos profesionales de y procuradores.

Finalmente Justicia ha tirado por la calle de en medio ahorrándose las tensiones territoriales que provocaba la desaparición de unos partidos judiciales y el mantenimiento de otros y ha optado por la circunscripción provincial, única y localizada en el Tribunal de Instancia de Málaga, en la capital. Allí se concentrarán un total de 145 jueces y magistrados (los de la capital y los de la provincia) que se repartirán por jurisdicciones de la siguiente forma: 51 en civil (incluyendo mercantil y familia), 74 en penal (incluido menores), 7 para los asuntos contencioso-administrativo y 13 en social (laboral). Los jueces adscritos a la jurisdicción penal se dedicarían solo a juzgar, dado que en la reforma de la Ley Órgánica del Poder Judicial la instrucción recaerá en los fiscales. El Tribunal de Instancia de Málaga contará con un presidente, además de tres jueces de adscripción territorial. Con esta nueva organización desaparecen la Audiencia Provincial, así como la figura del presidente y la del juez decano. También desaparecen todos los juzgados de paz.

Las sentencias de los jueces del Tribunal de Instancia podrán ser apeladas ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), con sede también en la capital, que contará con un total de 38 magistrados que se distribuirán en cuatro salas o secciones: civil (15), penal (7), contencioso-administrativo (9) y social (6). Cada una de estas salas contará con presidente.

Aprovechar recursos

Las opiniones sobre esta nueva estructura organizativas son variadas. El presidente de la Audiencia de Málaga considera que, además de la capital «son necesarios otros dos tribunales de instancia, uno en Marbella y otro en Vélez Málaga. De esta forma, el de Málaga cubriría la capital y centro de la provincia y los otros dos las costas oriental y occidental».

El juez decano, José María Páez, opina que concentrar los órganos judiciales para aprovechar mejor los recursos y para que haya más especialización «no supone abandonar los pueblos». En ese sentido se muestra seguro de que muchas personas, colectivos e instituciones que ahora están en contra «van a convencerse al final de que es bueno».

Para el Colegio de Abogados de Málaga que se mostró muy combativo contra la inicial propuesta del CGPJ de reducir a la mitad de los partidos judiciales expresa ahora su «absoluto rechazo» a la Ley de Planta planteada por Alberto Ruiz-Gallardón, que considera un «retroceso».

«Eliminar los partidos judiciales alejará la Administración de Justicia del ciudadano dificultando su acceso a la misma. Esta legislación, unida a las terribles consecuencias que ya está produciendo la Ley de Tasas, supone un paso atrás en nuestro sistema judicial», asegura la entidad colegial.

Lo que todavía es una incógnita es qué va a ocurrir con las sedes de los actuales juzgados en la provincia, algunas de muy reciente construcción, como las de Coín y Vélez, y que han supuesto un desembolso millonario por parte de la Junta de Andalucía. Ruiz-Gallardón ha prometido que no se cerrará ninguna, aunque no ha precisado cuáles serán sus funciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.